Detención Prolongada de Equipos e Instalaciones

Detención Prolongada de Equipos e Instalaciones

On octubre 6, 2016, Posted by , In Impactos de la Minería, By , With No Comments

39542673 - two workers and quarry in background

Existen múltiples razones para decidir la detención de una operación con equipos e instalaciones por un tiempo prolongado. Una detención por tiempo prolongado (DTP) tiene implícita la idea de re-iniciar la actividad productiva. Es imprescindible entonces considerar que, en todas las instalaciones o en determinados equipos,  sea conveniente tener un Plan de DTP.

Por las condiciones presentes en los mercados es también prudente estar preparado también para detenciones prolongadas no esperadas.

Una DTP, si no se planifica en detalle, puede poner en riesgos costosas instalaciones e impactar con gastos y atrasos no previstos en el reinicio de las actividades. Los agentes atmosféricos, deformaciones por cargas estáticas, degradación de algunos elementos de los equipos, corrosión, agripamiento, descomposición, agentes biológicos, roedores, etc. pueden ser factores técnicos para considerar. Adicionalmente, las recomendaciones de las OEM (Original Equipment Manufacturer) para algunos equipos críticos, Garantías y Seguros deben ser parte del plan. Relevante y no menor es incorporar aspectos de seguridad y protección por vandalismos para formen parte del Plan de Detención Prolongada.

En algunas compañías se han desarrollado estándares y protocolos de detención prolongada, sin embargo en la Industria Minera las detenciones son generalmente cierres permanentes, los protocolos y prácticas están definidos por cierres definitivos y los elementos técnicos frecuentes son desmantelamiento y demolición, sumado a actividades de movimientos de tierra que aseguren estabilidad física y química definitivas.

En este documento, se resumen los elementos de las técnicas de DTP aplicables a una empresa minera y  el propósito es llamar la atención sobre la importancia de una adecuada planificación y ejecución; proponer criterios para determinar los recursos que serán necesarios y asegurar un reinicio de actividades sin sobresaltos.

          1.Detención por tiempo prolongado (DTP): «Mothballing» (1)

Cuando los activos están en una detención prolongada (mothballed), se entiende que en algún punto del futuro requerirán entrar en operaciones. Es probable que en la minería, la precisión del tiempo de reinicio no sea precisa y no necesariamente en los niveles de producción previos a la DTP. Lo razonable es incorporar en la planificación escenarios  posibles de reinicio de actividades.

Los procesos, en la actividad minera, generalmente están encadenados entre distintas instalaciones o plantas y son sensibles a ciertos stocks de materiales que permiten un grado de flexibilidad operacional entre las áreas. Esta característica es entonces relevante para el programa de detención de las instalaciones y en el reinicio de las actividades.

Para desarrollar un Plan de Detención Prolongada en actividades mineras, se deben considerar las etapas que se indican en la Fig. 2.1

captura-de-pantalla-2016-10-04-a-las-21-10-51

(1) Internacionalmente las detenciones prolongadas se conocen como “Mothballing” (Bolitas para las Polillas). 

          2. Aspectos Conceptuales

Una DTP para un equipo en particular significa, en la práctica, conocer en detalle los factores de deterioro que el equipo y sus componentes pueden tener: debido a sus características propias, por la acción de agentes atmosféricos y ambientales y otros factores propios al emplazamiento del equipo.

Establecido estos, se pueden determinar las acciones que deben incorporarse tanto antes, durante su detención o bien previos a su partida. El propósito es asegurar  que el equipo pueda estar en servicio y en las condiciones que se deseen e incluso apto para venderse convenientemente. Existen materiales y tecnologías que pueden contribuir a la preservación por un tiempo prolongado.

Se entiende que los recursos necesarios para la DTP son menores a la reparación del equipo antes de partir y  también menores a la alternativa de un equipo nuevo.

No existe un estándar que determine cuál es el tiempo a considerar la aplicación de un Plan de DTP, esto parece ser más bien una característica propia del equipo y sus componentes. En algunos casos hay recomendaciones de las OEM y también existen antecedentes de duración para aceites, elementos de caucho, plásticos, componentes electrónicos, baterías, etc. Es recomendable, en forma referencial y por experiencia, que un equipo sin operación por un período superior a seis meses, se considere tomar acciones técnicas que aseguren su reinicio.

Las empresas en que las detenciones prolongadas son una característica de su proceso productivo, por ejemplo en la Industria Petroquímica, se generan estándares para la aplicación de un Plan de DTP.

En la actividad minera, la detención por un tiempo prolongado de sus instalaciones, parcial o total, no es una práctica frecuente, pero las nuevas condiciones del mercado de los metales, requerimientos ambientales y cambio climático, puedan requerir planificar una DTP. En algunos casos también el desarrollo en actividades de extracción requiere mantener instalaciones de proceso en espera por un tiempo prolongado. La aplicación de un Plan de DTP es asegurar que el reinicio de actividades no presente problemas

En la Industria Minera la extracción de los minerales implica también actividades de procesos: Conminución, Flotación, Lixiviación, Fusión, Electrorefinación, etc. Estos procesos están encadenados, generalmente, por stocks de productos intermedios y también hay productos en el proceso propiamente tal. Estas condiciones pueden ser determinantes en la especificación de las operaciones de detención y reinicio de un área determinada. Desde el punto de vista de un Plan de DTP, la participación de operadores y mantenedores es un aspecto clave.

          3. Implementación de un Plan de DTP.

Un Plan de DTP requerirá de decisiones ejecutivas previas, están son claves para confiar en que todos los riesgos potenciales hayan sido identificados y considerados en la planificación. Luego, será necesario establecer las condiciones técnicas de la detención y reinicio de las operaciones. Con estos antecedentes es posible iniciar el trabajo técnico que establecerá los mecanismos de deterioro y evaluar la mejor alternativa de conservación.

La planificación requiere de la participación de operadores y mantenedores, pero es recomendable asignar el diseño del plan, talleres de riesgos y sus fundamentos técnicos-económicos a especialistas externos.

Recomendaciones típicas:

  •      Decisiones Ejecutivas.
  1. Establecer el tiempo de detención. Cuando no es posible precisar ese tiempo, lo razonable es considerar algunos escenarios probables.
  2. Determinar cuales son las condiciones de reinicio de actividades. (Capacidad y tiempo esperado para el start-up)
  3. Establecer las restricciones administrativas de la DTP.
  4. Asignar y comunicar la responsabilidad interna de un Coordinador, en la organización, para coordinar el Plan.
  5. Definir recursos para el diseño del Plan
  6. Establecer los reportes de seguimiento y plazos involucrados.
  7. Aprobar/rechazar proceso de cotización propuesto por el Coordinador.
  8. Aprobar/rechazar y si corresponde, asignar los recursos necesarios.
  9. Analizar el Plan de DTP y asignar recursos, responsabilidades y plazos.
  • Actividades del Coordinador Interno del Plan
  1. Determinar los límites físicos de las instalaciones que serán consideradas en el diseño del Plan.
  2. Recopilar los antecedentes existentes de las instalaciones y equipos.
  3. Recopilar información de las condiciones atmosféricas del área de las instalaciones
  4. Diseñar y coordinar reuniones, en la organización interna, para análisis de riesgos asociados a la detención y reinicio de las instalaciones. Estos talleres pueden ser llevados a cabo con la colaboración de terceros para su ejecución y reporte.
  5. Coordinar con las áreas de influencia los requerimientos para una DTP (Servicios, Suministros, Prevención de Riesgos, Administración, Medio Ambientales, etc.)
  6. Describir las condiciones de seguridad y protección requeridas por la instalación durante la DTP.
  7. Seleccionar y definir las Empresas de Ingeniería aptas para la elaboración del Plan de DTP.
  8. Preparar y proponer un “Alcance de los Servicios” (Scope of Work) para solicitar cotizaciones en las empresas de ingeniería previamente definidas.
  • Alcances de los Servicios
  1. Descripción de los mecanismos de deterioro que impacten cada uno de los equipos e instalaciones.
  2. Actividades recomendadas para evitar o reducir el deterioro, tanto al momento de detención y durante la DTP.
  3. Descripción de operaciones necesarias, si las hubiere, durante el período de detención.
  4. Reportes y listas de inspección necesarios durante la detención.
  5. Impacto de probables deterioros inevitables en la capacidad de los equipos al reiniciar operaciones.
  6. Recomendaciones detalladas para reiniciar la puesta en marcha de los equipos.
  7. Balance económico de las acciones de preservación, capacidad disminuida, gastos de reinicio versus equipos nuevos.
  8. Recomendaciones para la integridad estructural de las instalaciones.
  9. Acciones necesarias de las áreas de servicio y suministros durante todo el período.
  10. Recomendaciones de protección.
  11. Recomendaciones y sugerencias relacionadas con las autorizaciones ambientales requeridas.
  12. Evaluación detallada del Plan.

          4. Errores Típicos

Las compañías reconocen la importancia de las actividades de mantención para sus equipos e instalaciones, pero no es claro que se entienda los riesgos de daños (algunos permanentes) en una detención prolongada de estos.     

Algunos errores típicos que deben evitarse:

  1. Considerar que la detención por un tiempo prolongado es el fin de la operación y no tomar medidas tempranas para un reinicio controlado.
  2. No asignar, con anticipación, la responsabilidad a una persona que coordine el análisis de los cuidados que se requieren desde antes de la detención, durante y el escenario de reinicio.
  3. No consultar o no considerar recomendaciones de las OEM sobre una DTP para equipos e instalaciones.
  4. No asignar suficientes recursos para: iniciar la detención, el cuidado durante el tiempo y el reinicio de las actividades.
  5. Olvidar la mantención de los permisos legales, licencias, obligaciones, etc. que podrían poner dificultades a un reinicio de actividades.
  6. Retirar todos los materiales de procesos que pueden degradarse.
  7. No buscar y utilizar conocimiento especializado, en mecanismos y elementos de preservación.
  8. No utilizar los trabajadores en las discusiones de preservación y riesgos asociados a las partidas.
  9. No conservar los documentos y reportes de las actividades que se hicieron para preservar el equipo. Es fundamental saber qué cambios se efectuaron.
  10. No mantener durante la detención rutinas de inspección y observaciones de prevención de riesgos.

 

Alejandro Labbe

Ingeniero Civil Mecánico

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *