Entrevista a Sergio Jarpa en “Agenda Económica” (CNN Chile)

Entrevista a Sergio Jarpa en “Agenda Económica” (CNN Chile)

A continuación compartimos la entrevista concedida por nuestra voz Sergio Jarpa al programa Agenda Económica de CNN Chile en donde señaló entre otras cosas que:

“El agotamiento de algunos yacimientos van a incidir en un descenso en la producción en el próximo trienio…”

“El tren que va a las estaciones de los próximos 5 años ya se fue… Hay que tomar el tren que va  más allá…”

“La apuesta es tener un mejor Chuqui del que tenemos ahora, pero para eso necesitamos a todos en el mismo carro y empujando en la misma dirección..”

Opina y comparte!

One Comment so far:

  1. César Otárola dice:

    Felicitaciones a Sergio por sus planteamientos claros sobre la situación de Codelco, expresados en la entrevista de CNN. Demostró sus cualidades de hombre docto en la materia, sabiduría aplomo y audacia en las respuestas.

    Junto a lo anterior, me permito efectuar algunos alcances sobre los temas planteados en la entrevista. Respecto al proyecto Chuqui Subterráneo, bajo mi percepción de estar retirado por más de 25 años de las canchas de Chuqui, estimo será una cuestión muy relevante que los parámetros de la evaluación del proyecto se cumplan y den los resultados positivos esperados, caso contrario,vamos a lamentar costos de producción , superiores a los proyectados y con una inversión que tengo entendido , ya está resultando mayor a lo originalmente presupuestado.

    Sergio expresa que con el sistema block caving, se requerirán 8 años de hundimiento, para alcanzar la producción actual de Chuqui. Me imagino será de gran complejidad el período de transición,el conciliar producciones y calidades de minerales, posibles de extraer desde el rajo abierto y desde el desarrollo subterráneo. Dada esta especie de inquietud que planteara Sergio, sería interesante saber cuán sensible es este proyecto a este tipo de riesgos.

    Sin duda, este proyecto estructural como se ha definido, tiene una enorme trascendencia,no solo por su alto costo,sino que también por las decisiones Ingenieriles y minero-metalúrgicas involucradas. Ademas de requerir un gran esmero y dedicación profesional en esta transición,sería interesante, conocer un poco más de este proyecto en ejecución ,así también, tener una idea de como, algunas variables fuera del precio del cobre,leyes presupuestadas,recuperación del cobre,precio energía,harían peligrar la factibilidad económica de un Chuqui rentable.

    Por ejemplo, si el proyecto se atrasara en algunos años, si la inversión aumentara en más de un 30%, efectos de la sensibilización de las extracciones de mineral, producto de estos 8 años de transición, análisis de riesgos de aparición de rocks burst,( en el Teniente significaron un aumento de costos operacionales),limitaciones en la explotación de reservas, derivadas de la falla Oeste del rajo y otros.

    En relación a El Salvador,me recuerdo que ya en el año 1989 estaba con pérdidas. Desde esa época se han estado haciendo esfuerzos para mantener operativa esta Compañia. Ojalá, este nuevo proyecto del Inca a cielo abierto resulte.

    Respecto al Pacto Estratégico de Codelco con los representantes de los trabajadores, es muy interesante la sugerencia de Sergio y la comparto, en el sentido que debería estar incluido en la Negociación Colectiva.Caso contrario nuevamente pasa a ser un triunfo que les otorga estupendos beneficios a los Dirigentes.

    Mi impresión,que estos pactos,tienen efectos solo inmediatos,donde todos se creen dueños y participantes del negocio,pero no se responsabilizan con programas concretos de tareas reales y efectivas, dirigidas con alto nivel de liderazgo y seguimiento diario, a nivel de turnos, jefatura y gerencias.No están los tiempos para clases magistrales y ahí,solamente, quedarnos satisfechos.

    Felicitaciones nuevamente a Sergio, gracias a Alejandro, por la petición de efectuar un feedback y que me permite la oportunidad de estar en contacto con los ex-colegas Chuquicamatinos.

    Un abrazo

    Saludos

    César Otárola

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *