Minería Continua… ¿No Continúa?

Minería Continua… ¿No Continúa?

On julio 25, 2019, Posted by , In Uncategorized, With No Comments
Irene Astudillo, socia de Voces Mineras

La suspensión de un proyecto tecnológico de esta magnitud y más de 13 años de trabajo de un equipo de profesionales de la empresa, así como de universidades, centros de investigación y proveedores, nos invita a hacer algunas reflexiones.

Por Irene Astudillo, socia de Voces Mineras A.G.

“Codelco cancela ambicioso proyecto tecnológico y castiga inversiones por US$138 millones”, fue el título de una publicación en la prensa a fines de 2018. Se trata del proyecto Minería Continua, iniciativa que buscaba generar un “quiebre tecnológico” al interior de la Corporación, impactando en menores costos y mayor productividad. La iniciativa -que partió en 2005 y que sería implementada en la División Andina- fue suspendida, al parecer por problemas técnicos que involucraban mayores recursos.

La suspensión de un proyecto tecnológico de esta magnitud: US$138 millones y más de 13 años de trabajo de un equipo de profesionales de la empresa, así como de universidades, centros de investigación y proveedores, nos invita a hacer algunas reflexiones, más aun considerando que en el ámbito minero nacional Codelco es la empresa más comprometida con la innovación tecnológica y juega un rol relevante dentro del ecosistema de innovación minero local.

Que proyectos de quiebre tecnológico no vean la luz no es novedad, es más, es lo más frecuente según estadísticas internacionales de innovación. La complejidad de los desafíos tecnológicos asociados suele ser muy relevante, en  donde variables como el estado del arte, la madurez de algún componente tecnológico crítico, la integración de subsistemas con desarrollo en paralelo, el escalamiento y otros, hacen que el logro de ciertos objetivos en un determinado plazo no sea viable. Lo clave en este tipo de proyectos, es “matarlos” a tiempo, minimizando así la inversión en algo que no va a resultar o, por el contrario, “corregirlos oportunamente”, detectando a tiempo lo que debe ajustarse y así no comprometer los objetivos de la inversión.

El caso de la Minería Continua de Codelco debiera ser analizado y estudiado desde la perspectiva de lecciones aprendidas, que ilustren no sólo a la propia Corporación sobre cómo mejorar sus procesos de gestión de innovación, sino a los diferentes actores del ecosistema minero nacional, que a través de diversos proyectos financiados por particulares y/o con aportes estatales buscan los ansiados “quiebres tecnológicos”.

Gestión de proyectos de innovación

División Andina, Codelco

La gestión de proyectos de innovación radical requiere de una rigurosa aplicación de herramientas de control tipo “Stage & Gate”, con una clara definición de las etapas del proyecto, los objetivos y entregables de cada una, los expertos que validarán el logro de los entregables y, por ende, darán lugar o no al desarrollo de la etapa siguiente.  

Por otra parte, estas iniciativas suelen ser la suma de múltiples proyectos, cada uno con sus propios desafíos tecnológicos, de gestión y organizacionales. La aplicación de herramientas tipo “Systems Engineering” suelen recomendarse para su desarrollo, pero lamentablemente en Chile éstas no se enseñan en las carreras de ingeniería vinculadas a la minería.

La duración de los proyectos de innovación radical es otro desafío. ¿Cómo se gestiona el conocimiento generado durante tantos años? ¿Cómo se gestiona la rotación de los profesionales del proyecto? ¿Cómo se mantiene el compromiso de la dirección de la empresa con el proyecto, dada  la rotación de ejecutivos y directores? Los sistemas informáticos ayudan y mucho, pero no reemplazan al ser humano, su conocimiento, intuición y capacidades.

Consideraciones

División Andina, Codelco

Codelco tiene proyectos estructurales acotados: si no aplica la Minería  Continua en División Andina, lo más probable es que ya no la aplique en ninguna de sus operaciones por al menos por los próximos 30 años. Esto ocurre porque una vez que se implementa un layout operacional, se definen los sistemas de extracción y carguío en una mina subterránea, el costo de hacer modificaciones relevantes una vez que se está en operación es tan alto, que hace inviable la implementación de nuevos y mejores sistemas.

¿Qué se pierde al no tener “a punto”  la Minería Continua para su implementación en Codelco? Lo primero es entender que la explotación tradicional o discontinua presenta muchos tiempos muertos, por ejemplo en el acarreo y acopio de mineral de un punto a otro, ya sea en piques de traspaso o en sistemas de extracción, lo que hace que el modelo actual sea “poco eficiente”. La operación continua -al eliminar tiempos muertos -podría reducir cerca de un 20% los costos de producción y mejorar la productividad en torno al 50%, según estimaciones entregadas por la propia Corporación en presentaciones del proyecto.

Esta oportunidad de mejora de la minería subterránea en roca dura también ha sido identificada por conglomerados empresariales de Canadá y Europa. Así, Canadá a través de la convocatoria del CMIC -Canada Mining Innovation Council- ha dado lugar al grupo de trabajo “Underground  Mining Technical Group”, el cual está conformado por 11 empresas, 8 de ellas mineras, el que ha elaborado el Roadmap de la minería subterránea del mañana, con foco en tres áreas: la electrificación entendida como la implementación de vehículos eléctricos en las labores; la continuidad de las operaciones, definidas como el corte y transporte continuo de mineral; y el conocimiento en tiempo real de las variables operacionales.

Por otra parte, en Europa destaca la iniciativa Mine Project- Intelligent Deep Mining in the Future- conformada por 27 socios pertenecientes a 10 países europeos. Este proyecto aborda un rediseño integral de las operaciones subterráneas, con énfasis en equipamiento, sistemas operacionales, mecánica de rocas, y salud y seguridad operacional. A estas iniciativas se suman diversos desarrollos liderados por Csiro, Amira, Caterpillar, Sandvik y otros.

Teniendo Chile la mina de cobre subterránea más grande del mundo, ¿Qué debiera hacer con relación a la minería continua? ¿Qué pasa con todo el conocimiento adquirido con la ejecución de los US$138 millones?, ¿Será aprovechado sólo por los proveedores internacionales que participaron en el proyecto?

La respuesta a estas interrogantes debe darse en el contexto de cómo se proyecta a futuro la minería en nuestro país. Sabemos que los nuevos yacimientos serán cada vez más profundos y que deberán desarrollarse bajo nuevos estándares socio-ambientales, haciendo por tanto de la extracción subterránea la opción más sustentable.

La definición oportuna de estos nuevos estándares socio-ambientales para la  minería del futuro debe ir de la mano del desarrollo de procesos tecnológicos que permitan la satisfacción de éstos. Así, la regulación de la minería del futuro presenta una sinergia con el desarrollo y adaptación oportuna de  tecnologías para nuestra minería del mañana, además de proveer de señales claras a la industria y a los desarrolladores tecnológicos de las exigencias de una minería subterránea más sustentable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *